El Caribe que abraza


El Presidente cubano desarrolló una intensa jornada de trabajo en la ciudad de Montego Bay, Jamaica, donde fue invitado especial a la 39 reunión ordinaria de la Conferencia de Jefes de Gobierno de la Comunidad de Estados del Caribe

JAMAICA, 6 de julio de 2018.- A las ocho de la mañana de este jueves el mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, llegó a esta ciudad como invitado a la 39 reunión ordinaria de la Conferencia de Jefes de Gobierno de la Caricom, en lo que constituyó su segunda visita al exterior como Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, muestra inequívoca de la entrañable solidaridad que une a la Mayor de las Antillas con sus hermanos caribeños.

Al aeropuerto internacional acudió a recibirlo el Presidente del Senado, honorable Thomas Tavares-Finson, quien minutos antes había declarado a la prensa cubana que Jamaica se sentía «feliz y orgullosa de darle la bienvenida», y recordó la larga historia de amistad y cordialidad entre las dos islas. «Cuba forma parte del desarrollo de Jamaica por la ayuda y asistencia que le ha brindado a nuestro país durante años, en áreas como los servicios médicos y la educación».

Luego esas palabras tomaron cuerpo cuando, justamente a la salida de la terminal aérea, dos jóvenes jamaiquinos le tendieron la mano a Díaz-Canel y en perfecto español comentaron que se habían graduado en universidades cubanas: una de Economía, en Cienfuegos; el otro de Agronomía, en Villa Clara. Con ellos se tomó fotos y les dijo sentirse muy alegre de estar en Jamaica y encontrarlos acá.

El Presidente cubano arribó a Montego Bay acompañado por el canciller Bruno Rodríguez Parrilla y el viceministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Sierra Díaz. Acá se unió a la delegación oficial la embajadora Inés Fors Fernández.

Díaz-Canel asistió en calidad de invitado especial a la Conferencia de Jefes de Gobierno, que es la máxima instancia de la Caricom y determina y provee su orientación política, además concreta tratados y establece relaciones con organizaciones internacionales y Estados.

Esta cita sucede dos veces al año y en cada ocasión se traspasa la presidencia protémpore del bloque al país sede del encuentro. En esta oportunidad, el presidente de Haití, Jovenel Moise, entrega la responsabilidad hasta diciembre al primer ministro de Jamaica, honorable Andrew Holness.

La ciudad que acoge la reunión de los líderes del Caribe hasta este viernes está situada al noreste de Jamaica, es la cuarta más poblada del país, con 79 830 habitantes, según cifras del censo realizado en el 2010. Conocido mundialmente por sus hermosas playas y turismo de excelencia, el sitio fue nombrado por Cristóbal Colón como «el golfo del buen tiempo» y es hoy el principal destino turístico de la isla jamaiquina.

UN COMPROMISO AFIANZADO

El Presidente cubano compartió al mediodía en un almuerzo ofrecido por el primer ministro de Jamaica, Andrew Holness, con los jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros de la Caricom, espacio que posibilitó compartir el agradecimiento mutuo y remarcar el compromiso entre las naciones caribeñas que continúa y se afianza en el tiempo.

Al pronunciar sus palabras en la fraternal cita, desarrollada en el hermoso restaurant Sugar Mill, del hotel Half Moon, el Primer Ministro mencionó que este era el primer encuentro oficial del Presidente cubano con los líderes del Caribe, lo que calificó como momento histórico y fuente de celebración para todos. Se refirió también a la amistad mutua, edificada sobre bases de respeto e intereses comunes.
El Presidente cubano sostuvo un intercambio con su homólogo de Haití, Jovenel Moise. Foto: Estudios Revolución

Cuba ha demostrado su inquebrantable compromiso, dijo, en programas que abarcan esferas tan disímiles como el sector energético, la salud, la cultura, la gestión ante desastres naturales, la construcción, el deporte y el desarrollo de recursos humanos.

De manera particular, mencionó el Centro de Estimulación del Desarrollo de Niños, Adolescentes y Jóvenes con Necesidades Educativas Especiales, ubicado en Guyana; así como la Escuela de Artes.

Reiteró la posición del mecanismo regional en defensa de Cuba y contra el inhumano bloqueo económico, financiero y comercial que el Gobierno estadounidense se empeña en mantener contra la Isla.

Luego tocó el turno de la palabra al Mandatario cubano, quien pronunció sus primeras ideas en inglés, idioma oficial de la Caricom, consideró un honor saludar a los líderes de la región y transmitió un fraternal mensaje de amistad y solidaridad del compañero Raúl.

Agradeció a los anfitriones del encuentro y recordó a Mariana Grajales y a José Martí, que encontraron refugio en esta tierra hermosa y cercana.

Subrayó que la invitación a la Conferencia era una demostración inequívoca del excelente estado de las relaciones entre las naciones miembros de la Caricom y Cuba, «cuyos sólidos fundamentos se levantan sobre una amistad a toda prueba».

«No es nuevo, aunque sí cada vez mayor, el reto que se plantea a nuestros pequeños estados para alcanzar un desarrollo sostenible, pues son aún mayores y más complejos los obstáculos y los peligros derivados de un orden internacional injusto que ha durado demasiado».

Por esa razón, precisó, «Cuba apoyará siempre los justos reclamos del Caribe de recibir un trato justo y diferenciado en el acceso al comercio y las inversiones. Y respaldaremos, sin dudar, la legítima demanda de compensación por los horrores de la esclavitud y la trata».

Ratificó finalmente «la invariable solidaridad, la eterna gratitud y el irrenunciable compromiso de Cuba con sus hermanos más próximos, sus iguales en la necesidad y la esperanza, por la suerte y el desafío de compartir el Caribe que nos abraza».

UNA HISTORIA CON MUCHO PRESENTE

Las relaciones de Cuba con esta región han sido siempre entrañables, desde aquel hecho de alcance trascendental cuando Barbados, Guyana, Jamaica y Trinidad y Tobago pusieran punto final al cerco diplomático que había tendido el Gobierno estadounidense alrededor de Cuba.

Fue el 8 de diciembre de 1972 cuando los gobiernos encabezados por Errol Barrow, Forber Burnham, Michael Manley y Eric Willians, en acto de valentía, decidieron establecer relaciones con la Isla, lo que abrió el camino a regularizar los vínculos con los demás países.

Desde entonces esos lazos trazaron caminos provechosos que han permitido, por ejemplo, que en la actualidad alrededor de 1 600 colaboradores cubanos trabajen en las naciones de la Caricom, de ellos más de 1 300 en el sector de la Salud. Además, gracias al método cubano «Yo sí puedo», se han alfabetizado 429 200 caribeños. Y la «Operación Milagro» ha devuelto la vista a otros 136 000.

Hasta el curso pasado, 5 788 jóvenes del Caribe se habían graduado en universidades de la isla grande, en carreras afines a la salud, el deporte, la cultura, la educación y educación superior. Hoy están en sus aulas poco más de 800 muchachos caribeños.

Al terminar la jornada, el Presidente cubano sostuvo otros dos encuentros bilaterales, con el honorable Percival Patterson, exprimer ministro de Jamaica, y el doctor Peter Phillips, líder de la oposición y presidente del Partido Nacional del Pueblo.

Se esperaba, además, un especial intercambio con los colaboradores que prestan ayuda solidaria en esta nación.

(Cubaminrex-Granma)
 

Tags: 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Participantes

Education - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.